Resumen

La mirada del historiador quisiera extenderse ilimitadamente hacia todos los tiempos, a todo el género humano y a todo el planeta. El principi.o de la unidad del género humano que defendió a los tiempos del Encuentro del Viejo y el Nuevo Mundo Fray Bartolomé de las Casas, la revolución industrial a la que asistimos, con su promesa de una intercomunicación casi instantánea con cualquier rincón del planeta y la expansión del esfuerzo historiográfico por recuperar el pasado de mas regiones periféricas parece convocar la mirada del conocimiento hacia horizontes mas vastos.