Resumen

Proponemos un marco general para estudiar la etimología del término ‘energía’ desde la Antigüedad Clásica hasta su entrada en la Física Moderna a mediados del siglo XIX. Nos centramos en el exitoso proceso de divulgación del principio de conservación de la energía, y mostramos que vino facilitado por la elección de un término ya perfectamente adaptado a las lenguas vernáculas desde finales del siglo anterior. Antes, en el Renacimiento, cuando se incorporó definitivamente a los idiomas modernos, ‘energía’ era empleada frecuentemente (pero no exclusivamente) en el campo de la poética y de la expresión oral en general.

Palabras clave: energía, física, divulgación, lenguaje científico, retórica.