Resumen

El cuidado a la salud domiciliaria es una estrategia costo-efectiva de prestación del servicio de salud en el cual personal calificado visita y atiende pacientes en sus hogares en lugar de atenderlos en una instalación médica (Genet, Boerma, Kroneman, Hutchinson, & Saltman, 2012). De esa manera, la congestión en clínicas y hospitales se reduce, se evitan traslados innecesarios a instalaciones médicas aumentando la satisfacción de los pacientes. Debido al crecimiento y envejecimiento la población (World Bank, 2018), las solicitudes de este servicio se han incrementado (OECD, 2017) y por otra parte, el presupuesto en salud se ha disminuido, por lo que se deben reducir costos utilizando eficientemente los recursos disponibles (Fikar & Hirsch, 2017). El ruteo de equipos médicos es una decisión crucial que impacta significativamente los costos del servicio, la cual consiste en determinar la secuencia en que los equipos médicos visitarán a los pacientes asignados (Gutiérrez & Vidal, 2013). Por otra parte, esta decisión debe considerar las ubicaciones de los pacientes, la urgencia en su atención, horarios de trabajo de los equipos médicos y sus habilidades. Este trabajo presenta un modelo matemático que determina las rutas óptimas que deben seguir los quipos médicos, las cuales minimizan los tiempos de viaje de los equipos médicos y de espera de los pacientes
simultáneamente. Adicionalmente, el efecto de nuevas solicitudes, cancelaciones y la necesidad de re-optimizar las rutas es evaluado mediante un modelo de simulación multi-agente. Mediante el modelamiento computacional previamente descrito se diseñan y evalúan distintas políticas operativas. Resultados preliminares muestran que optimizando con mayor frecuencia conlleva a mejores niveles de desempeño, pero con costos operacionales más altos.