Resumen

La obra como metáfora 

A. J. Greimas y J. Courtés, en la reflexión que plantean sobre el término "sentido", establecen que éste es una "propiedad común a todas las semióticas"1. En la investigación que se propone, sobre el análisis temporal en el poema Estoraques, del escritor nortesantandereano Eduardo Cote Lamus, se pretende indagar sobre el sentido del tiempo que subyace en esta creación poética tomada como una práctica discursiva que está en el ámbito literario. 

Paul Ricoeur en su obra Del texto a la acción expresa que: "el texto es un discurso fjado por la escritura. Lo que fija la escritura es, pues, un discurso que se habría podido decir, es cierto, pero que precisamente se escribe porque no se lo dice"2. Partiendo de estas referencias, se tomará a Estoraques, publicada el "17 de agosto de 1963, siendo Ministro de Educación Nacional Pedro Gómez Valderrama y Jefe de División de Divulgación Cultural Fernando Arbeláez"3,  como un texto que, como lo definen Greimas y Courtés se emplea a veces en sentido restringido cuando la naturaleza del objeto elegido, como la obra de un escritor, impone los límites4

Por otro lado, Iuri Mijáilovich Lotman5 definió el texto como un complejo dispositivo que tiene diversos códigos y que básicamente es un "generador de sentidos". Aunque, a partir de lo expresado por este profesor de la Universidad de Tartu, "el texto es un espacio semiótico en el que interactúan, se interfieren y se auto-organizan jerárquicamente los lenguajes"6, la labor del lector será tratar con el texto y llegar a comprender tanto las relaciones intratextuales como las extratextuales y las que se produzcan de enfrentar unas con otras; estos aspectos serán tenidos en cuenta en el análisis del poema de Cote Lamus, para lo que se requerirán de herramientas metodológicas para explorar en dichos terrenos.