El confinamiento como estrategia sanitaria y error de política pública

Resumen

Desde el punto de vista sanitario, los confinamientos pueden ser de dos tipos: cuarentenas cuando involucra
personas sanas, o aislamientos si son personas infectadas a las que se pide que se queden encerradas1. Si bien son
medidas usadas desde tiempos antiquísimos, el paso de los años llevó a que se humanizaran un poco, pasando de
confinamientos alejados del resto de la sociedad (incluida la familia), a hacerlas más llevaderas al estar en contacto
con familiares. Desde luego esta humanización conllevó a un incremento del contagio dentro de los hogares y esto
actualmente es visto como habitual en la pandemia de COVID.
La efectividad de la cuarentena era conocida, pero no había sido evaluada con métodos epidemiológicos modernos,
lo cual se pudo hacer durante 2020 en varios lugares del mundo2-4, Esta evaluación sugiere que su uso adecuado
debe ser en los primeros momentos de la epidemia para ganar tiempo y mejorar la respuesta sanitaria. Sin embargo,
su uso ha sido excesivamente prolongado en regiones como América Latina (incluyendo Colombia) y esto genera
repercusiones sobre los derechos civiles y la democracia5,6 que ya empiezan a evaluarse por los expertos en esas
áreas del conocimiento. No obstante, su cumplimiento no siempre fue 100 % efectivo dado que la pobreza, las
desigualdades y otros determinantes sociales limitaron su potencial7, al no incorporar apoyos económicos entre los
hogares con menos poder adquisitivo, y al cansancio y rebeldía cada vez más frecuentes después de pasar un tiempo
en esta condición.

Palabras clave: Confinamiento, Política pública, COVID-19, Colombia

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Referencias

1. Centers for Disease Control and Prevention. Quarantine and isolation; 2021. https://www.cdc.gov/quarantine/index.html
2. Girum T, Lentiro K, Geremew M, Migora B, Shewamare S. Global strategies and effectiveness for COVID-19 prevention through contact tracing, screening, quarantine, and isolation: a systematic review. Trop Med Health. 2020; 48:91. doi: https://doi.org/10.1186/s41182-020-00285-w
3. Nussbaumer-Streit B, Mayr V, Dobrescu AI, Chapman A, Persad E, Klerings I, et al.. Quarantine alone or in combination with other public health measures to control COVID-19: a rapid review. Cochrane Database Syst Rev. 2020; 9: CD013574. doi: http://10.1002/14651858.CD013574.pub2
4. Vali M, Mirahmadizadeh A, Maleki Z, Goudarzi F, Abedinzade A, Ghaem H. The impact of quarantine, isolation, and social distancing on COVID-19 prevention: a systematic review. J Health Sci Surveillance Sys. 2020; 8(4): 138-150.
5. Idrovo AJ. Long but unreal lockdowns in Latin America. Comment on Chen YT, Yen YF, Yu SH, Su EC. An examination on the transmission of COVID-19 and the effect of response strategies: A comparative analysis. Int. J. Environ. Res Public Health. 2020; 17, E5687. Int J Environ Res Public Health. 2020; 17(21): 8064. doi: http://10.3390/ijerph17218064
6. Bækgaard M, Christensen J, Madsen JK, Mikkelsen KS. Rallying around the flag in times of Covid-19: Societal lockdown and trust in democratic institutions. J Behav Public Admin 2020; 3(2): 1-12. doi: http://10.30636/jbpa.32.172
7. Idrovo AJ. ¿La ciudadanía responsable de la pandemia? Un análisis desde los determinantes sociales. Salud UIS. 2020; 52(4): 362-364. doi: http://dx.doi.org/10.18273/revsal.v52n4-2020001
8. Carrillo PE, Malik AS, Yoo Y. Driving restrictions that work? Quito’s Pico y Placa Program. Can J Econ. 2016; 49(4): 1536-1568. https://doi.org/10.1111/caje.12243
9. Marketos AK. The constitutionality of juvenile curfews. Juv Fam Court Journal 46(2): 17-30.
10. Burbano EJ, Villa E, Zafra MI ¿Los toques de queda para menores de edad disminuyen la tasa de homicidio? Evidencia de Cali (Colombia). Iberoam J Develop Stud 2020; 9(2): 174-206. doi: http://10.26754/ojs_ried/ijds.374.5
11. Ruiz-Pérez JI, Aparicio J. Análisis espacio-temporal del incumplimiento de normas legales sobre el confinamiento en Colombia por COVID-19. Revista Logos Ciencia & Tecnología 2020;12(3):20-32. doi: https://doi.org/10.22335/rlct.v12i3.1251
12. Idrovo AJ, Moreno-Montoya J, Pinzón-Flórez CE. Desempeño de las pruebas combinadas de IgM e IgG rápidas en la vigilancia ocupacional de COVID-19 en empresas colombianas. Biomédica. 2020; 40(Supl.2): 139-147. doi: https://doi.org/10.7705/biomedica.5829
13. Block P, Hoffman M, Raabe IJ, Dowd JB, Rahal C, Kashyap R, et al. Social network based distancing strategies to flatten the COVID-19 curve in a post-lockdown world. Nat Hum Behav. 2020; 4: 588-596. doi: https://doi.org/10.1038/s41562-020-0898-6
14. Sholl J. The muddle of medicalization: pathologizing or medicalizing? Theor Med Bioeth. 2017; 38: 265-2278. doi: http://10.1007/s11017-017-9414-z
15. Hernández LJ. El manejo político de la epidemiología. El Nuevo Siglo. https://www.elnuevosiglo.com.co/articulos/01-11-2021-el-manejo-politico-de-la-epidemiologia?fbclid=IwAR2kkN_aJWWWPHpk1r_oKHoKcDxfhG_9eahGojSUzZbLpmHm07tcZpEcSUc
El confinamiento como estrategia sanitaria y error de política públicasanitarias: caso de la pandemia COVID-19
Publicado
2021-03-12
Sección
Editorial